sábado, 22 de diciembre de 2007

Precauciones para las fiestas

Aunque para nosotros las fiestas sean momentos agradables, para las mascotas no lo son tanto. Su principal preocupación es huir de la pirotecnia, huida que generalmente termina en accidente. La mejor forma de evitar accidentes es alejar a las mascotas de todo aquello que pueda provocarles daño. No sólo de las fuegos artificiales, que lo asustan ya que su principal preocupación es huir, huida que puede provocarle heridas si se encuentran cerca.

ALGUNOS CUIDADOS
  • Arboles de navidad y agujas de los pinos. Si tienes un perro de gran tamaño o un gato a quien le guste trepar a los árboles, asegúrate de usar un cable o una soga para sostener la cima del árbol a la pared. Si tu mascota se traga las agujas de los pinos, éstas pueden perforar sus intestinos. Mantén limpia el área alrededor del árbol. Si tienes un árbol natural, y colocas agua debajo del pino para que no se seque - lo cual es recomendable para prevenir incendios - ten en cuenta que si tu mascota la bebe, puede ser causa suficiente para diarrea, lesiones bucales, vómitos, y pérdida de apetito. Utiliza algún tipo de recubrimiento para la base del árbol, y distrae a tu mascota de las tentaciones que éste presenta. Puedes utilizar también algún repelente especial para mascotas debajo y en las ramas del árbol, para prevenir accidentes en tu ausencia. Recuerda echar el repelente en forma frecuente, para mantener su efecto.

  • Dulces. Al igual que tú, las mascotas pueden sufrir de dolores estomacales y caries por excederse en el consumo de dulces. Adicionalmente, el chocolate contiene teobromina, una sustancia similar a la cafeína que actúa como estimulante. La teobromina puede causar espasmos o fallas cardíacas, y puede ser mortal.

  • Plantas. Los jugos de las plantas navideñas, tales como la flor de navidad (también conocida como estrella federal, estrella de navidad, poinsettia), pueden ser lo suficientemente tóxicos como para causar serios daños o la muerte a tus mascotas. Algunos síntomas de envenenamiento por plantas son: vómitos, llorar, espuma por la boca, depresión, y tics musculares.

  • Adornos. Debes mantener fuera del alcance de tu mascotas adornos navideños que se rompan (por ejemplo, las esferas de vidrio), guirnaldas, ganchos, cintas, etcétera. Estas pueden ser ingeridas y tragadas, pudiendo causar problemas digestivos serios, e incluso la muerte.

  • Alcohol. No compartas "un poquito" de tu bebida con tu mascota durante estas fiestas (ni en ningún otro momento). Tal vez parezca algo divertido, pero los efectos pueden ser peligrosos y hasta mortales. Un perro de 15 kgs, por ejemplo, tendría un alto nivel de alcohol en su sangre tan sólo con dos cucharadas de whiskey. Dos cucharaditas de té pondrán a un gato de 3 kgs en coma, y una cucharada puede matar a ese mismo animal. Alcohol es tóxico para los cachorros y gatitos, y compartir de tu trago podría llevar a complicaciones cardíacas y hepáticas.

  • Jamás les des huesos cocidos de jamón, carne, o pollo a tu mascota. La ingestión de éstos puede causar daños intestinales severos, tales como perforaciones u obstrucciones. La ingestión excesiva de comida grasosa puede causar diarrea y vómitos severos.

  • Fuegos artificiales. Son un peligro para todas las mascotas, tanto física como psicológicamente. No lleves tu mascota a presenciar los fuegos de artificio. Si tu mascota se asusta, o crees que es muy sensible, debido a los fuegos artificiales, consulta con tu veterinario sobre la necesidad de proporcionar algún sedante que relaje y tranquilice a la mascota durante esos momentos tan estresantes.

  • Coloque a su mascota en un lugar seguro, cerrado. Es común que las mascotas huyan asustadas por el uso de pirotecnia. En la huida pueden golpear a alguien, golpearse y lastimarse. Incluso pueden escaparse hacia la calle si hay una puerta o portón abierto, con el peligro que ello significa. En caso de encerrarlo en una habitación, prenda la radio en un volumen fuerte para evitar que escuche las explosiones, esto suele ayudar bastante.

  • En caso de que el animal comparta el lugar con nosotros , el solo hecho de estar en nuestra compañia, o en brazos mantiene mas calmado al animal.

    Consulte a su veterinario para administrarle relajantes que lo ayudarán a tranquilizarlo sin dormirlo.
  • Hay mascotas que entran en estado de pánico, no sólo por las explosiones de la pirotecnia (no importa ni la cantidad ni la intensidad) sino también por el movimiento de numerosas personas en la casa. Este se manifiesta a través de la taquicardia, babeo excesivo, exitación exagerada, jadeo intenso, necesidad de refugiarse en lugares inaccesibles, aparente sordera y falta de respuesta al llamado por su nombre.
  • Si el animal queda suelto, evite los frentes de peligro. Un animal en estado de pánico puede caer a la pileta, intentar atravesar tejidos o cercos, etc. Los ventanales de vidrio son peligrosos ya que no se ven y en su huida la mascota puede llevarlo por delante. Limite su espacio y déjelo libre de obstaculos para que no sufra accidentes lamentables. Evite que se acerque a los fuegos artificiales encendidos. Es común que quieran tomarlos con la boca pensando que podrán eliminar ese ruido molesto. Se produciría lesiones muy graves si algo le explotara en la boca o cerca de su cara. En lo posible, trate que la pirotecnia sea lanzada lejos del animal, en la calle o en terrenos descampados y de ser posible sólo luces de bengalas que no dañan a nuestras queridas mascotas.

  • La medicación debe ser recetada expresamente por el médico veterinario de acuerdo al peso, tamaño y edad del animal. Nunca administre medicamentos de humanos a su mascota, salvo expresa indicación del veterinario; en general no tienen un buen efecto ellas. No medique al animal sin saber exactamente que dosis le corresponde, menos aún si se trata de uno de edad avanzada.

  • No deje a su mascota atada. Si el animal está muy tensionado y nervioso, y se mueve mucho, las cadenas pueden anudarse, acortarse y estrangular el collar, con el daño consiguiente.

  • Cuidado con los alimentos. No alimente a su mascota con la misma comida que coma usted. Esos alimentos generalmente están muy condimentados, son grasosos y pesados y el animal no puede digerirlos. No le les de huesos, en especial de pollo, cabrito o cordero: estos se astillan al morderlos y pueden lastimar el paladar o los intestinos.

Hagamos lo posible para que ellos también pasen unas felices fiestas.


No hay comentarios:

.: BlogNews :.

.: Álbum Mascotero :.

Para agregar una foto haz clic en "Sign this Guestbook" y después clic en "Add"

.: Videos de Mascotas :.